1914. NACIDO DURANTE LA GUERRA

.

.

Anverso: Recién nacido en un casco alemán volcado encima de granadas, para calentar el agua de su baño.

Leyenda: IM WELTKRIEG GEBOREN. Nacido durante la Guerra Mundial.

.

Reverso: brote en paisaje árido.

Leyenda: WACHSE U. WERDE. Crecer y germinar.

.

Adquirida en:

Metal: hierro fundido ennegrecido.

Módulo: 57 mm.

Peso: 64 g.

Catalogación: Kienast 153.

Diseñador de la medalla: Karl Goetz.

Las medallas más coleccionadas del siglo XX sean probablemente las de Goetz, después de él la medalla nunca volvió a ser la misma.

.

1919. RETORNAR A LOS ALEMANES EXTRANJEROS EXPULSADOS

.

Con el Tratado de Versalles de 1919, Alemania pierde todas sus colonias y el 13% de su territorio en Europa. Muchos de los afectados “emigrarán”.

Sacrificaron todo porque querían seguir siendo alemanes.

.

.

Anverso: familia de refugiados.

Vertrieben!. ¡Expulsados!.

.

Reverso:

Ehrenmünze der Volksspende für vertriebene Auslanddeutsche. Medalla conmemorativa de la donación popular para los alemanes extranjeros expulsados.

Rückwandererhilfe 1919. Ayuda para retornados 1919.

.

Adquirida en:

Metal: Bronce plateado.

Módulo: 40,15 mm.

Peso:

Catalogación: Europas Verderben 1914 1918. 24.21:

Diseñador de la medalla: Fritz Haberl.

.

1915. ALIANZA DE ALEMANIA Y AUSTRIA-HUNGRÍA

.

Se diseñó para apoyar la recaudación de fondos de la Cruz Roja alemana:

Quien en 1915 donaba más de 25 Mark en favor de los inválidos de guerra… la recibió.

.

.

El Imperio alemán:

El Imperio austrohúngaro:

Anverso:

Tres águilas imperiales:

  • Austria-Hungría: dos cabezas.
  • Alemania: una cabeza.

Representan la hermandad de armas germano-austrohúngara.

1914-1915
DEUTSCHLAND
UND OERTERREICH UNGARN

1914-1915
Alemania
y Austria Hungría.

.

Reverso: la unidad de los dos aliados.

Dos luchadores con espadas largas se cubren las espaldas, protegiéndose mutuamente.

Leyenda con cita de la obra de 1814 Des Epimenides Erwachen, por Johann Wolfgang von Goethe:

ZUSAMMEN HALTET EUREN WERT, UND EUCH IST NIEMAND GLEICH

Juntos mantengan su valor, y no habrá nadie igual.

.

EL alto relieve de la pieza no permite la acuñación, exige fabricación mediante proceso de fundición, a doble cara:

.

Adquirida en:

Metal: hierro ennegrecido.

Módulo: 57,32 mm.

Peso: 59,81 g.

Catalogación: Europas Verderben 1914 1918.

7.4:

Diseñador de la medalla: Georg August Gaul (1869-1921).

.

7. BREVE INCURSIÓN EN LOS MILITÄRPASS Y SOLDBUCH. GRAN GUERRA

.

El soldado alemán en primera línea de la Gran Guerra tenía dos documentos de identificación, en ellos figura toda su carrera en el ejército. El soldbuch lo llevará siempre encima, el Militärpaß se deposita en la secretaría de la unidad de destino, se le entregará al finalizar el servicio activo y el Soldbuch se destruirá.

.

Respirar historia:

Como entretenimiento vacacional y lecturas para el verano… me procuré el Militärpaß y el Soldbuch del cabo Emil Heinrich Georg Deinhardt.

El estudio de estos documentos resulta fascinante, aunque implique la ardua labor de leer escrituras Kurrent y Sütterlin, ambas de la época. La satisfacción de adentrarme, aprender y compartir supera con creces el esfuerzo económico y de tiempo que ello conlleva.

El lote también incluye su Concesión de la Cruz de Hierro de 2ª Clase (Eiserne Kreuz 2. Klasse o E. K. II.):

.

AUTOENTREVISTA

.

Estimo pueda ser útil realizar una entrevista unipersonal, una indagación con detalle para conocer el relato de la colección.

.

.

¿DRINFEAL?

Me procuré un seudónimo.

.

¿Qué te impulsó a coleccionar medallas conmemorativas? ¿Por qué con un horizonte acotado en el periodo espacio-temporal del siglo XX alemán, concretamente de 1914 a 1945?

  • Cuentan con gran carga histórica y alto interés cultural. Nos ofrecen el punto de vista en su contexto, expresan una realidad colectiva, un testimonio lejano que alcanzó cotas altas de popularidad y difusión. No encontré mejor forma para adentrarme en un conocimiento más profundo de ese convulso periodo de la historia de Europa y cultivarlo, ya que la medalla conmemoró o glorificó a las personas notables, registró todo suceso extraordinario e hizo propaganda política. Tener en cuenta el pasado ayuda mucho para entender mejor el presente.
  • La trayectoria medallística de Karl Goetz es coincidente en el tiempo (comprende la Gran Guerra, la República de Weimar y el Tercer Reich). Su excepcional obra tiende puentes emocionales entre el arte, el pensamiento y el individuo, propiciando el debate político y social en torno a los eventos que acontecían a Alemania.
  • Con el expresionismo alemán se rompe por fin en las medallas con el clasicismo formal, conceptual e interpretativo.

.

¿La iniciativa de crear un blog?

La necesidad de divulgar de un modo ameno y didáctico este arte, acuñado o fundido, que hoy se relega a las vitrinas de los museos. El contenido en las redes sociales se pierde en unos minutos, en el blog tendrá aún más valor con el paso del tiempo.

Compartir mi experiencia de coleccionista: coleccionar también es la responsabilidad de estudiar, investigar, contextualizar, catalogar, crecer en conocimiento, visión y sensibilidad para reconstruir el mensaje contenido, decodificando las inquietudes plasmadas en cada pieza (hacer que emerja el significado oculto de su simbología es un desafío a la erudición).

Al ser el mío un campo insuficientemente explorado incluso fantaseé con llegar a tener repercusión y aportar dentro de una comunidad con el mismo interés. Resultó ser inexistente en español.

.

¿Qué esperas al mostrar la colección?

Diálogo.

.

¿La búsqueda más curiosa con la que han accedido al blog?

.

¿No hay coleccionistas en nuestro idioma que compartan misma temática en medallas?

Lo mas aproximado… cuando un coleccionista de militaria me hizo saber que adquirió esta medalla:

“Siempre me llamó la atención, creía que era un fake más, pero cuando vi en tu blog lo documentada que estaba me lancé”.

No he sido capaz de encontrar otro vestigio. Temo estar aislado.

.

¿Globalización en esta afición?

Expongo un ejemplo, clarificador de la situación del mercado:

20 de enero de 2019. Casa de subastas alemana Leipziger Münzhandlung und Auktion Heidrun Höhn, lote 1713:

Pujo hasta 70 €, con la comisión del 23% me supondría desembolsar 86 €. La estimación del precio más alto, por un ejemplar perfecto de esa medalla, en el catálogo Zetzmann es de 85 €.

Finalmente se adjudicó en 92 € con comisión. Superó mi puja un miembro de la Berufsverband des deutschen Münzenfachhandels (Asociación profesional del comerciante de monedas alemán).

El 17 de marzo de 2019 vende la medalla en eBay (previamente encapsulada), la divisa que especificó para la subasta fue el Dólar:

Comprador estadounidense ¡cómo no!, le paga 235 $, unos 210 € al cambio.

Decir que el tercer país del que más visitas recibe el blog es Estados Unidos.

.

¿Existen muchos catálogos?

Gran Guerra básicamente, con motivo del Centenario aumentaron, cito únicamente los dos que yo empleo (en idioma alemán):

  • Europas Verderben 1914 1918: Deutsche und österreichische Medaillen auf den Ersten Weltkrieg por Dietrich Otto Albert Klose (2016).
  • Deutsche Silbermedaillen des I. Weltkriegs auf die militärischen Handlungen und denkwürdigen Ereignisse von 1914-1919 por Georg Zetzmann (2002).

El catálogo de referencia para los retratos metálicos de Hitler es de 1981 y fue editado en Estados Unidos, ya obra en mi poder:

  • Medallic Portraits of Adolf Hitler por R. W. Colbert y William D. Hyder.

Por último, la prolífica producción de Goetz se recopiló y editó también en Estados Unidos (1967). Pendiente de adquirir:

  • The Medals of Karl Goetz por Gunter Kienast.

.

¿Los artistas más demandados por la repercusión de su trabajo?

Karl Goetz.
Ludwig Gies, Elisabeth von Esseö y Walther Eberbach (Gran Guerra).
Franz Beyer (Tercer Reich).

.

¿Un libro compendio de la medallística?

El arte de la medalla por Mark Jones.

En lo tocante a mi interés personal en esta área, resaltar el capítulo XVI: El expresionismo alemán (págs.219-230).

.

¿Qué particularidades tiene coleccionar medallas con respecto a coleccionar monedas?

La medalla es un vehículo de arte, a menudo se confunde con un objeto que no lo es en absoluto: la moneda, cuya materialidad prima sobre la iconografía. Son disciplinas próximas en formato, pero la finalidad es completamente diferente.

La medalla no está sujeta a normas monetarias, carece del aspecto
fiduciario de elemento de intercambio. Surge y se desarrolla en el Renacimiento europeo gracias al interés existente por la antigüedad grecorromana, nace como forma de obtener un soporte artístico puro, duradero, reducido y que pudiera ser reproducido con facilidad.

Salvador Valdes Morande:
“En los museos hay valiosas colecciones numismáticas, en especialidades como monedas, medallas, condecoraciones y fichas.
Trataremos sólo las medallas, especialidad, a nuestro juicio, superior en belleza, en variedad y en arte intrínseco a las restantes”.

.

¿El tamaño importa?

La medalla se acaricia y contempla. Su comprensión exige manipulación, obliga a una lectura lineal de anverso a reverso.

La percepción de la medalla viene limitada por la distancia de nuestro brazo. Dicho aspecto determina su dimensión apropiada.

Se sostiene y se gira con las manos. Este factor justifica el tamaño.

Comencé en módulos “contenidos” de 34-40 mm. Después de hacerme con un ejemplar de 69 mm estimo que la medalla con mayúsculas es mayúscula.

.

¿Evolución?

Por supuesto. El salto desde módulos acuñados a grandes fundidos… llevó parejo ampliar mi visión de la medalla: de documento histórico a obra de arte.

.

¿En qué año te inicias en este hobby?

Realicé la primera adquisición el 24 de octubre de 2017.

.

¿Dónde compras?

Por internet en Alemania. Me hice con alguna pieza (autentificada por PCGS o NGC) pujando en eBay, también logré un par en casas de subastas, pero el grueso de la colección proviene de una plataforma web compuesta por comerciantes numismáticos profesionales.

Añado que, en los tres sitios mencionados, en todos ellos lo que yo busco tiene alta demanda y la competencia es brutal.

.

¿Sabrías decir cuántas medallas tienes aproximadamente?

39.

.

¿Haces adiciones a la colección de otros artículos?

Siempre bajo un denominador común que dé sentido a la misma y ayude a comprender el contexto: condecoraciones, insignias, fichas y billetes. Tener amplitud de miras otorga un valor sobreañadido en la lectura del conjunto. También atesoro abundante bibliografía histórica relacionada.

Con las monedas no hay manera, no logro encontrarles cabida como complemento, no me aportan ni emocionan.

.

Crecimiento rápido y variado. ¿Se ve resentida tu economía?

No ha mermado en absoluto. Anteriormente conformé una colección de relojes de bolsillo, los estoy vendiendo poco a poco según mis necesidades. Resultó ser una inversión de gran liquidez. 

.

Revisionismo histórico, negacionismo… ¿vértigo al asomarte al Tercer Reich?

Con la debida formación intelectual previa pronto deviene el “hastío de esvástica”.

.

¿Qué hecho histórico te hubiese gustado vivir?

Cualquiera que no fuese aflictivo o sangriento.

.

¿Algo más que quieras añadir?

Me sentiré honrado de ayudar a resolver cualquier duda que puedan tener los lectores del blog. Muchas gracias.

¿Hay alguien más que coleccione medallas conmemorativas alemanas 1914-1945?

.

.

REFLEXIÓN ACERCA DE COLECCIONAR OBJETOS DEL TERCER REICH

.

Un avezado coleccionista…

“Este coleccionismo levanta ampollas. Hay que tener en cuenta que hay quien colecciona esta materia por afinidad al régimen, conozco algún caso.
También conozco a otros que ocultan su hobby o tienen que justificarlo al tener la sensación de estar haciendo algo malo”.

.

.

Gusto de asomarme a todo objeto alemán coleccionable del periodo 1914-1945.

Lo último… las tarjetas postales. Resultaron estar estrechamente relacionadas con las medallas conmemorativas, por desempeñar la misma función de propaganda.

Profundizar en el conocimiento de otras materias me implica contención, para no distraer dinero a la principal.

Excepto con las monedas, acontece que siempre encuentro piezas que despiertan mi interés. En esta ocasión logré hacer una única adición, la postal Deutsche Weihnacht (Navidad alemana), realizada a partir de una fotografía tomada por Heinrich Hoffmann en 1939. Todo un paradigma de incongruencia:

Hitler es a la Navidad como un Cristo es a dos pistolas.

Su reciente adquisición ha dado pie a desarrollar la siguiente reflexión.

Vaya por delante que poseo algunas condecoraciones e insignias de la Alemania nazi:

.

.

Leí en foros de internet intercambios de opinión e información sobre militaria del Tercer Reich.

También vi las colecciones, esvásticas por doquier en condecoraciones, uniformes, cascos, dagas, documentos de soldados, fotografías, etc.

Quienes osan mostrar públicamente esas piezas siguen siempre una misma pauta de comportamiento (después de haber aclarado que no comulgan con la ideología del nacionalsocialismo):

Intentan justificar su hobby/pasión a sí mismos y ante los demás… sin éxito. ¿Por qué?.

Al respecto de esa imposibilidad explicativa desarrollé mi propia teoría:

Padecen “efecto mirón” por siniestro histórico.

El “efecto mirón” es lo que nos lleva a ralentizar la marcha al pasar por un accidente.

Coleccionar es un acto irracional, hacerte con objetos que no son necesarios responde a un impulso. Sin pulsión no hay pasión.

Coleccionar objetos del Tercer Reich es ya la cuadratura del círculo, no basta sólo con la pulsión, es también necesario el “efecto mirón”, consistente en la reacción humana innata de sentirse atraido por los estímulos intensos y significativos. En este caso… por los nazis, artífices de un horror del pasado.

.

¿Falla mi teoría?, entonces, me pregunto cómo es que el precio se multiplica por 10 en cualquier objeto de las SS.

.

EDITO:

Al exponerla en uno de esos foros… hubo quien se molestó y salió por peteneras:

“No me hace gracia que me digas que coleccionar material nazi es de irracional, sin explicación lógica, por pulsión, por siniestro histórico o por cualquier historia psicológica, no hay más.

Para coleccionar alemán no hay que ser nazi, ni tener afinidad por el regímen, como me han llegado ha decir, ni tener ningun tipo de trastorno psicológico, punto.

Mi preferencia fue decantarme por el uniforme alemán al gustarme más que ningún otro (razonamiento y lógica). Mi afición por el uniforme alemán simplemente es estética, nada raro creo”.

.

AÑADO:

Encontré que lo usual entre coleccionistas del Tercer Reich es iniciarse con sus condecoraciones. Arguyen (por desconocimiento o intento de autojustificación) que de todas las de la Segunda Guerra Mundial son las que cuentan con mayor variedad y calidad.

El profano pensará que es verdad, pero el sistema de condecoraciones alemán de ese periodo es muy reducido, nada que ver con el soviético o con el propio alemán anterior y, si alguien quiere coleccionar por calidad en materiales, primero están las de la Unión Soviética.

.

Mostré en uno de esos foros mi única Placa de Herido, es de la Gran Guerra:

Pregunté si preferían la versión posterior (idéntica pero con esvástica). Ejemplo:

La respuesta fue unánime: “Sí”.

La explicación: “Lo que llama la atención es el componente estético, el detalle que adorna. Ese tipo de simbología enriquece la pieza”.

Coleccionar exclusivamente Tercer Reich… diría que es puro morbo.

.

.

Militaria & collectibles of the Third Reich.

1914. LA FURIA DE LA GUERRA

.

Cogí el gusto a los módulos grandes (60,5 mm de diámetro):

.

En Francia las bajas serán descomunales, los frentes de la guerra de trincheras acabarán en punto muerto tras atrozes ataques, incluso se empleó gas venenoso (los franceses fueron los primeros).

Sin embargo, medallas como la siguiente reflejan el entusiasmo inicial, la escena está muy alejada de los horrores de la guerra y se centra en el resultado final: el éxito.

Realismo heroico para glorificar a los jóvenes soldados alemanes.

Una obra propagandística y política de fervor nacionalista. Alude, con representaciones estereotipadas (tradición artística clásica), al sacrificio del pueblo por la patria.

En la Europa de principios del siglo XX la guerra era todavía un instrumento legítimo, bastante honorable e incluso glorioso.

En el mes de agosto de 1914 se oyeron gritos de júbilo no sólo en Alemania, sino también en Rusia, Francia e Inglaterra.

.

.

Anverso:

Escena de combate (carga de bayoneta). La furia de la guerra sobre infanteria alemana irrumpe en una posición francesa:

Composición con carácter de grandeza épica, dividida en dos registros superpuestos:

  • El inferior, donde están los heroicos soldados con clara voluntad de lucha.
  • En el superior podemos ver una representación de la furia de la guerra.

La figura alegórica Kriegsfurie (una valerosa gran mujer desnuda) conduce a la infantería en el campo de batalla, a caballo y armada con una guadaña para segar las vidas de los enemigos de la patria.

Ante ciertos paralelismos, pienso pudiera ser la furia de la guerra el resultado de una mezcolanza. Diversas fuentes pudieron servir de inspiración al artista (desconocido):

  • Valquirias (1890):

Llevan a los guerreros muertos en batalla al Valhalla, véanse en la postal de 1916 del artista F. Elssner:

Tiras cómicas de Bonvi.
1969:

1972:

  • El cuarto Jinete del Apocalipsis. La muerte en un caballo pálido (1865):

  • La Cacería Salvaje (1872):

Detalle:

.

Comparativa con la medalla de 1918, del francés Pierre Alexandre Morlon:

Celebra el éxito de los tanques aliados en el frente occidental.

La combinación de la figura alegórica con las poco elegantes formas del armamento moderno queda totalmente fuera de lugar.

.

.

Reverso:

Cruz de hierro ✠ (de segunda clase) colgando de ramas cruzadas de laurel y roble:

WELTKRIEG 1914. Guerra Mundial 1914.

El premio al valor más preciado por el ejército alemán:

Véanse las dos cruces de hierro de esta colección:

.

Marca de fábrica BHM:

Acuñada en la ceca Bernhard Heinrich Mayer de Pforzheim (Alemania). La compañía recibió en 1911 (40 años después de su fundación) el estatus de una casa de moneda estatal.

Medalla conmemorativa con el retrato del fundador de la empresa:

.

Adquirida en:

Metal: bronce.

Peso: 95.5 g.

.