El florín austro-húngaro, la primera unidad monetaria del último Imperio

La monarquía de los Habsburgo fue un estado multinacional del centro de Europa, que enlazaba el oriente y el occidente del continente. Durante prácticamente toda su existencia se organizó siguiendo el modelo de las antiguas monarquías medievales, en el sentido de que el factor aglutinante de los numerosos pueblos que vivían en él, el alma del Estado, era la dinastía reinante, con el emperador a la cabeza. Esto implica que, de acuerdo con los lineamientos tradicionales de la organización social, la base políticamente reconocida de la sociedad no era el individuo, como en los estados liberales, sino la familia.

Escudo del Imperio austro-húngaro (1915). Nótese el blasón central con las armas de la familia Habsburgo-Lorena, flanquedo por el escudo con el águila bicéfala coronada, representando los territorios de la casa de Austria (a la izquierda) y el escudo de los territorios de la corona de San Esteban, Hungría (a la derecha). Nótese, además, la multiplicidad de estados y territorios que conformaban el Imperio, todos encabezados por el escudo familiar. En la divisa de la base se lee “Indivisibiliter ac inseparabiliter”, esto es “Indivisiblemente e inseparablemente”.
Reproducido de https://es.wikipedia.org/wiki/Escudo_del_Imperio_austr%C3%ADaco

Durante su última fase histórica se constituyó en el Imperio austro-húngaro, estado que duró aproximadamente medio siglo desde la firma del Compromiso entre Francisco José y la aristocracia húngara en marzo de 1867, hasta el derrumbe definitivo de la monarquía en noviembre de 1918, al finalizar la 1ra Guerra Mundial.

“Coronación del emperador Francisco José y la emperatriz Isabel de Austria como rey y reina de Hungría el 8 de junio de 1867” por E. von Engerth (1870). Iglesia de Matías, Budapest.

La Monarquía Dual, como se conoció al Imperio a partir del Compromiso de 1867, contemplaba la existencia de dos regiones autónomas bien definidas. Por un lado la Cisleitania, propiamente los territorios correspondientes a los dominios austríacos hereditarios de los Habsburgo, junto con el reino de Bohemia, Moravia, Galitzia, Bucovina, Carniola y Dalmacia (territorios al oeste del río Leita); y por el otro la Transleitania, concida también como los territorios de la corona de San Esteban o Gran Hungría, que, aparte del mencionado país, incluía a Eslovaquia, Transilvania y Croacia (territorios al este del río Leita).

Reproducido de https://losojosdehipatia.com.es/cultura/historia/el-imperio-austro-hungaro/
Reproducido de http://instanteshistoria.blogspot.com/2014/02/el-imperio-austro-hungaro.html

Ahora bien, a pesar de dar una amplia autonomía al reino de Hungría dentro del Imperio, el Compromiso contemplaba, entre otras, la institución de un Ministerio de Finanzas compartido, la existencia de una divisa común y la creación del Banco Austro-Húngaro (1878), destinados a fomentar la integración económica.

El florín fue la moneda común del Imperio, vigente ya desde los tiempos de la emperatriz María Teresa, hasta la reforma monetaria de 1892. Era conocido como gulden en la parte austríaca y como forint en la parte húngara (de donde deriva el nombre de la actual moneda magiar). Si bien existía una divisa única, cada parte del Imperio acuñaba moneda propia.

1 florín austríaco de 1891. En el anverso, efigie del emperador-rey Francisco José I. En la leyenda se lee: “FRANC[ISCUS] IOS[EPHUS] I D[EI] G[RATIA] AVSTRIAE IMPERATOR”, esto es “Francisco José I, por la gracia de Dios emperador de Austria.”
1 florín austríaco de 1891. En el reverso, representación heráldica del águila bicéfala coronada, timbrada con la corona imperial, portando las armas de la casa de Habsburgo-Lorena, con la espada, el cetro y el orbe. En la leyenda se lee “HUNGAR[IAE] BOHEM[IAE] GAL[ITZIAE] LOD[OMERIAE] ILL[YRIAE] REX A[USTRIAE] A[RCHIDUX]”, esto es “Rey de Hungría, Bohemia, Galitzia, Lodomeria, Iliria; Archiduque de Austria.”
1 florín húngaro de 1888. En el anverso, efigie del emperador-rey Francisco José I. Nótese que la leyenda no está en latín, como en el florín austríaco, sino en húngaro; en ella se lee “Ferencz József Isten Kegyelméből Ausztriai császár és Magyar-, Horvát-, Szlavon-, Dalmátországok apostoli királya”, esto es “Francisco José, por la gracia de Dios emperador de Austria y rey apostólico de Hungría, Croacia, Eslavonia y Dalmacia”.- En la base de la efigie se lee la marca de ceca “K.B.” , esto es Kremnica, en la actual Eslovaquia (al.: Kremnitz; húng.: Körmöczbánya).
1 florín húngaro de 1888. En el reverso, escudo de armas de las Tierras de la corona de San Esteban. Nótense los escaques (cuadrículas) de Croacia, los tres leones coronados de Dalmacia (Cisleitania), el mustélido pasante bajo la estrella simbolizando a Eslavonia y el águila naciente sobre las torres simbolizando a Transilvania. En el centro, el escusón con las armas de Hungría. Todo timbrado con la corona de San Esteban.
“Magyar Kiralysag” significa literalmente “Reino húngaro”.

/

/

DATOS TÉCNICOS

Florín austríaco de 1891 (KM# 2222):

peso: 12,34 g

metal: plata ley 0,900

diámetro: 29,2 mm

tirada: 4.235.000 monedas

/

Florín húngaro de 1888 (KM# 469) :

peso: 12,35 g

metal: plata ley 0,900

diámetro: 29,2 mm

tirada: 1.841.360 monedas

/

/

Enlaces relacionados: