1. PREÁMBULO A LA COLECCIÓN DE MEDALLAS CONMEMORATIVAS

.

El porqué de las medallas conmemorativas: la humanidad gusta de recordar a los personajes históricos y los eventos notables, particularmente los que cambiaron el curso de su existencia. 

.

.

El pasado no puede resultarnos nunca ajeno.

Si ignoramos ciertos períodos, comenzamos a olvidar la historia. No debemos rechazar ningún área de estudio debido a reacciones emocionales negativas.

No colecciono por el objeto en sí, sino por lo que éste puede aportarme de información con la que poder interpretar una realidad.

La versión oficial de los vencedores en las dos Guerras Mundiales (relato simplista), es sobradamente conocida al estar sometidos a una sobreexplotación cultural (un alud sin fin de novelas o películas), que acalla muchos de los blancos y grises que se produjeron.

El querer hacer un ejercicio de historia comparada, matizando sin imposiciones (un ensayo sin estereotipar separando en bandos de buenos y malos), me conlleva conformar una colección de documentos que, por la temática a tratar, distarán de ser políticamente correctos:

Medallas conmemorativas de los hechos históricos y políticos acaecidos en el periodo 1914-1945 (de una guerra a otra), realizadas por artistas que vivían y trabajaban en Alemania (perspectiva alemana).

¿Nos hemos preguntado alguna vez cuál fue el imaginario colectivo?. ¿Cómo vieron, vivieron, padecieron y relataron los acontecimientos?.

Patriotismo, triunfo, indignación, horror, pérdida, nostalgia y derrota.

.

Cuando no existían aún formas fáciles y duraderas de comunicación masiva… estaban las medallas.

img_20171206_134241

Advierto que no pocas resultarán desafiantes y provocativas por haber sido empleadas como instrumentos ideológicos ante la enormidad de ambas guerras, sus causas y consecuencias.

Su facilidad de difusión (la población alemana las llevaba en el bolsillo para mostrárselas entre sí) las hacía idóneas para desempeñar una función de propaganda, basada en la capacidad y fuerza del discurso gráfico acuñado.

Al no ser un medio oficial de pago, no están sujetas a las normas monetarias, por lo tanto, ofrecen mayor libertad creativa y variedad temática que las monedas.

.

Se aportó por fin algo nuevo dentro de la medallística.

Los críticos con las obras de unos artistas con cuya actitud intelectual y moral no simpatizan las difunden tachándolas de sátira cáustica, realismo brutal (odio desnudo/gusto espantoso) y de manipular emociones.

La temática de las medallas alemanas, durante la Gran Guerra, atacará a los Aliados con un estilo contundente y expresivo, en contraposición al vocabulario refinado aliado, con su exagerado romanticismo y simbolismo alegórico (neutralidad emocional). Vamos… ¿quién puede creerse que una guerra es bella?.

.

La historia metálica de la República de Weimar es el crudo reflejo de los sentimientos en una coyuntura socioeconómica lamentable.

.

Los artistas que no se alinaron con el nuevo poder, durante el Tercer Reich,  de permanecer en Alemania lo harán bajo la mirada abiertamente vigilante del régimen.

Las creaciones de este periodo, al gusto artístico “oficial” (neoclasicismo y arte nacional), serán más por imperativo que por inspiración.

.

.

An average numismatist talks about coins, a small numismatist talks about tokens, a great numismatist talks about medals.

Un numismático promedio habla sobre monedas, un pequeño numismático habla sobre fichas, un gran numismático habla sobre medallas.

Richard Wayne Johnson.

.

.

Sammlung von Gedenkmedaillen.

Collection of commemorative medals.

Anuncios