COLECCIONAR

.

La búsqueda de una afición desemboca en coleccionismo.

.

  • Ocio y cultura. El estudio y la investigación revaloriza la pieza en nuestras manos.

Coleccionar, para mí, es disfrutar llenando los ratos libres, un remedio contra las vicisitudes y las prisas de la vida moderna. Poner en orden el caos.

Forjar la colección con un criterio que la personalize y la haga interesante es un viaje de exploración personal, un ejercicio que me supone buscar conocimiento para poder introducir nuevos elementos, sabiendo lo que compro y desarrollando un gusto propio (realizar una selección con autodeterminación y autonomía), sin salirme de unos límites económicos previamente establecidos (meta realista apta a mi bolsillo).

Ser el curador de mi propio museo es un proceso razonado pero también afectivo, enfocado con sentido de preservación, restauración, historia y enriquecimiento cultural tanto personal como para otros (con este blog). Tiene una connotación educativa.

.

  • No recomiendo coleccionar, conlleva riesgos innatos.

Todo coleccionista fabrica discursos para legitimar/justificar su praxis de acumulación exacerbada del objeto fetiche.

Cualquier objeto puede despertar el mal del coleccionismo con alguna de sus pulsiones: avaricia, obcecación, mezquindades inconfesables, codicias sin freno, excentricidades inverosímiles o engaños vergonzantes.

¿Por qué coleccionas? Hacerte con objetos que no son necesarios es un impulso irracional que consume demasiado tiempo, energía y dinero.

Siempre habrá una pieza que te falte, otra que complemente o una más que remueva la obsesión.

No te centrarás en la alegría de lo que tienes, sino en la ansiedad de lo que te falta.

Tu coleccionismo no tendrá fin si nunca tienes todo lo que quieres.

Si ya es tarde, un consejo… elige una temática, no sirve coleccionar todo, no logras profundizar en nada.

.

  • ¿Cuántos estadios conlleva coleccionar?

Basándome en mi anterior experiencia, como coleccionista de relojes de bolsillo que fui, cinco recorrí:

Especialización, divulgación, apatía, venta y especulación.

.

Un comentario en “COLECCIONAR”

  1. Buena reflexión. Llegué hasta acá a partir de una entrada del Blog Numismático de Adolfo Ruiz Calleja que habla sobre este tema. A veces me preguntaba qué me lleva a coleccionar. Hablando con mi terapeuta, resultó ser que en objetos como las monedas, o las estampillas, o los libros (o quizás también en otras cosas) encuentro materializado algo que en mí, vive en el plano de las ideas. Es un medio para tener accesible en este plano, algo que sólo existe en el plano de las ideas. Son como pequeños símbolos de cosas que para mí son importantes. Pero, gracias a Dios, no tengo la necesidad de acaparar así que igual puedo disfrutar con lo que tengo. Me parece que es una buena forma de conocerse un poco más a uno mismo. Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s