AVISO PARA NAVEGANTES

.

1. La Medallística es una ciencia auxiliar de la historia y así enfoco la colección, elaborando filosofía del conocimiento histórico: una crítica de los relatos sin estereotipos ni prejuicios (no juzgo de acuerdo a un criterio políticamente correcto), pero desde una profunda comprensión y respeto por la historia tal como sucedió.

Tras el horror nazi, la historia alemana fue sometida a un drástico proceso de revisión. Según la historiografía dominante, las causas de la tragedia recaerían en la propia Alemania, en su militarismo y en sus ambiciones expansionistas, en su marcado autoritarismo, nacionalismo, la falta de consolidación democrática y el antisemitismo.

Pero esos atributos no fueron exclusivos de la historia alemana que va de Bismarck a Hitler, sino comunes a otras importantes naciones europeas.

¿Pueden imputarse los horrores del nazismo a una “predisposición” alemana o cabría más bien entenderlos como el resultado de una trágica y perversa concatenación de acontecimientos?

.

2. La curiosidad morbosa no debe motivar asomarse aquí a las medallas abiertamente propagandísticas de la sociedad nacionalsocialista. La única razón no será más inquietante que un interés genuino en la historia.

.

3. Admito malas críticas (si son constructivas) y las buenas también, véase…

La recensión que escribió Adolfo en su Blog Numismático, de un libro sobre medallas de proclamación españolas, generó un debate en el que participé.

La temática de mi colección despertó el interés del propio investigador numismático autor del libro. Jaume tuvo a bien dedicarme las siguientes líneas:

“La verdad es que encuentro muy interesante tu web sobre medallas conmemorativas alemanas y, aunque sencilla, muy gráfica y comprensible. Me ha gustado leer episodios que no conocía, como la invasión del Ruhr por Francia el 1923, durante la cual las tropas francesas acostumbraban a humillar a los alemanes de forma sistemática. Esa humillación, junto con la que implicaba las condiciones draconianas del Tratado de Versalles, sentaron las bases para el ascenso del nazismo al poder.

He reflexionado sobre lo que dijiste de que te fías más de lo que dice una medalla que de lo que cuenta un historiador. Yo no estoy de acuerdo porque hay que tener presente en todo momento que la medalla es un medio de propaganda fabricado por el poder vigente en un cierto momento. Por tanto, la información que la medalla proporciona debe ser valorada en su justa medida y colocada en su lugar preciso, sin perder de vista su intencionalidad, que siempre existe. Me refiero, claro, a las que impulsa el poder; cosa diferente son las conmemorativas sin más, aunque hay que analizar siempre su contenido.

Las medallas de proclamación no eran más que eso: un medio para que el pueblo llano conociera el aspecto, siempre idealizado, del nuevo rey y de prestarle lealtad mediante las leyendas que contenía. Algunos ejemplares de esas medallas, además, llegaban a manos del mismo monarca, normalmente en oro, para que pudiera satisfacerse al comprobar la cantidad de lealtades que había reunido.

En cualquier caso, enhorabuena por tu página y te animo a seguir publicando información en ella. Quizá deberías dar la opción de crear una lista de correo para cuando publiques novedades”.

.

4. Interpretar, pretender o insinuar ver en este blog un ensalzamiento de la ideología nazi es una necedad. La colección no está asociada a inclinaciones políticas, acá no hay discursos de odio ni incitación a la violencia.

Preservar la historia a costa de ser malinterpretado:

Desafortunadamente, no hay manera de abordar la posesión de material relacionado con el nacionalsocialismo sin ofender potencialmente a algunas sensibilidades. La excusa de la historia tangible (realismo táctil que un libro nunca puede aportar) les parece inaceptable.

Una persona aficionada a la historia colecciona con fines históricos, pero incluso dentro de las comunidades con ese mismo interés se sospecha pueda haber un motivo siniestro detrás de ciertos objetos: la postura ideológica del propietario.

Al compartir mis medallas en el foro numismático de David (historiador), me preguntó públicamente: ¿Has tenido problemas de algún tipo por la temática que abordas?. Ante mi inquisición por privado, me aclaró que su intención fue cerciorarse de que yo no hacía apología del nazismo.

La indiferencia hacia un régimen genocida es mala. La aprobación activa es, por supuesto, peor.

El Tercer Reich fue responsable de la masacre de serbios, polacos, judíos, rusos, gitanos, alemanes con discapacidades, homosexuales…

Tratemos aquí un periodo histórico serio sin crear polémica, en un plano de ponderación y equilibrio. Existe la opción de poder dejar comentarios en todos los artículos publicados. Gracias.

Un saludo,
DRINFEAL.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s