1. PREÁMBULO A LA COLECCIÓN DE MEDALLAS CONMEMORATIVAS ALEMANAS 1914-1945

.

La medalla se acogió con los brazos abiertos. ¡Por fin una obra de arte asequible!

Rossend Casanova.

.

La medalla tiene la virtud de conseguir capturar un instante y hacernos vivir
una experiencia íntima mediante el contacto con la obra y la proximidad de sujetarla entre las manos.

María Luisa Vico Nieto.

.

El mensaje de la medalla, a salvo del tiempo en el mágico espacio de su recinto circular, se hace actual cada vez que un espectador realiza el ritual de su lectura.

Julio López Hernández.

.

.

La obra de arte como objeto estético y como documento histórico-social.

.

El porqué de las medallas conmemorativas:

Hoy en día, con los nuevos medios de transmisión en diferentes soportes, no se entendería el sentido de su presencia. Forman parte del pasado.

La humanidad gustaba de honrar con esas versiones de arte a los personajes y eventos notables (hechos históricos, manifestaciones políticas, actos heroicos, etc), particularmente los que cambiaron el curso de su existencia.

Su acopio era como recuerdo de lo que conmemoran o por afán coleccionista (como inquietud artística hacia la obra de arte).

Al presente las medallas han adoptado formas y funciones que las convierten en algo totalmente ajeno a la tradición.

.

Los gobernantes mueren y los imperios caen, pero la medalla (monumento narrativo) perdura.

.

La Historia humana es la historia de sus guerras.

IMG_20190514_151047

.

El pasado no puede resultarnos nunca ajeno.

Si ignoramos ciertos períodos, comenzamos a olvidar la historia. No debemos rechazar ningún área de estudio debido a reacciones emocionales negativas.

No colecciono por el objeto en sí, sino por lo que éste puede aportarme de información con la que poder interpretar una realidad. La medalla no es el objetivo, sólo es el instrumento que aumenta la capacidad comprensiva y apreciativa. No es solamente la idea de poseer, la pasión es conocer.

La versión oficial de los vencedores en las dos Guerras Mundiales (relato simplista), es sobradamente conocida al estar sometidos a una sobreexplotación cultural (un alud sin fin de novelas o películas), que acalla muchos de los blancos y grises que se produjeron.

Las dos guerras más devastadoras de la historia están generalmente representadas en la memoria colectiva por la potencia bélica del ejército alemán.

El querer hacer un ejercicio de historia comparada, matizando sin imposiciones (un ensayo sin estereotipar separando en bandos de buenos y malos), me conlleva conformar una colección de documentos que, por la temática a tratar, distarán de ser políticamente correctos:

Medallas conmemorativas de los hechos históricos y políticos acaecidos en el periodo 1914-1945 (de una guerra a otra), realizadas por artistas que vivían y trabajaban en Alemania (perspectiva alemana).

¿Nos hemos preguntado alguna vez cuál fue el imaginario colectivo?. ¿Cómo vieron, vivieron, padecieron y relataron los acontecimientos?.

Patriotismo, triunfo, indignación, horror, pérdida, nostalgia y derrota.

.

Cuando no existían aún formas fáciles y duraderas de comunicación masiva… estaban las medallas.

img_20171206_134241

Advierto que no pocas resultarán desafiantes y provocativas por haber sido empleadas como instrumentos ideológicos ante la enormidad de ambas guerras, sus causas y consecuencias.

Su durabilidad y facilidad de difusión (la población alemana las llevaba en el bolsillo para mostrárselas entre sí) las hacía idóneas para desempeñar una función de propaganda, basada en la capacidad y fuerza de su discurso gráfico.

.

Se aportó por fin algo nuevo dentro de la medallística: el expresionismo alemán (furor belicista).

Los críticos con las obras de unos artistas con cuya actitud intelectual y moral no simpatizan las difunden tachándolas de sátira cáustica, realismo brutal (odio desnudo/gusto espantoso) y de manipular emociones.

La temática de las medallas alemanas, durante la Gran Guerra (1914-1918), atacará a los Aliados con un estilo contundente y expresivo, en contraposición al vocabulario refinado aliado, con su exagerado romanticismo y simbolismo alegórico (neutralidad emocional). Vamos… ¿quién puede creerse que una guerra es bella?.

.

Expresionismo pesimista, generado por las circunstancias históricas del momento (coyuntura socioeconómica lamentable).

La historia metálica de la República de Weimar (1918-1933) es el crudo reflejo de:

  • Los acontecimientos sociales y políticos producto de los movimientos revolucionarios de los años 1918-1919.
  • La humillación por los condicionamientos impuestos por el Tratado de Versalles.
  • La grave situación económica de ese período.

.

Con el nacionalsocialismo el expresionismo será rechazado y condenado.

Todos los artistas, especialmente los que no se alinearon con el nuevo poder de los doce años fatales del Tercer Reich (1933-1945), de permanecer en Alemania lo harán bajo la mirada abiertamente vigilante del régimen.

Las creaciones de este periodo, al gusto artístico “oficial” (neoclasicismo y exaltación de las características nacionales), serán más por imperativo que por inspiración.

.

.

Bien podemos sostener que el coleccionar medallas es propio de espíritus nobles y refinados, que realizamos obra cultural al difundir este arte.

Salvador Valdes Morande.

.

.

Sammlung von Gedenkmedaillen.

Collection of commemorative medals.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s